Saltar al contenido
Vida Saluble

Como tener un colon saludable

diciembre 14, 2019
Como tener un colon saludable

Los problemas en el colon son cada vez más frecuentes incluso en personas jóvenes debido a una mala alimentación y otros factores como el estrés que lo desequilibran.

Sin duda, padecer del colon da como resultado síntomas desagradables y bastante incómodos como hinchazón, diarrea, estreñimiento, gases y otros malestares que pueden arruinarnos el día.

Para saber a fondo cómo cuidar de nuestra salud, es necesario primero conocer todo sobre esta parte esencial de nuestro cuerpo.

¿Qué es el colon y cómo funciona?

Es el último eslabón de nuestro sistema digestivo que se encarga de recoger los nutrientes, líquidos y sales de los desechos sólidos que posteriormente serán eliminados del sistema.

El colon o intestino grueso se divide en diversas secciones de acuerdo a su ubicación: ascendente, transverso, descendente, sigmoide y redundante.

  • Colon ascendente: Es la parte del colon que se encuentra en la parte derecha de nuestro cuerpo,  llega a medir hasta 25 centímetros de largo y se encuentra próxima al hígado.
  • Colon transverso: En esta sección el colon se extiende pasando del lado derecho al izquierdo de manera horizontal.
  • Colon descendente: En esta parte los residuos van almacenándose y bajando hacia el recto.
  • Colon sigmoide: Se ubica justo antes del recto y se conforma por músculos que van desplazando los residuos hacia el exterior.
  • Colon redundante: Esta sección del colon no se presenta en todas las personas, se trata de una sección adicional que hace al colon más largo de lo normal, a veces presenta complicaciones que requieren medidas médicas.

En total, el colon puede medir hasta 1.5 metros, donde todos los nutrientes y el agua que consumimos son absorbidos durante su paso, al mismo tiempo sustancias mucosas y la flora intestinal descompone la fibra de los alimentos produciendo desecho o heces.

¿Cómo es un colon sano y un colon enfermo?

Es casi por instinto saber cuándo el colon funciona con normalidad, pues no existen molestias durante el proceso de digestión ni excreción.

Sin embargo, cuando empezamos a sentirnos incómodos debido a inflamación, gases, ruidos, diarrea, problemas para desechar, dolor agudo, entre otras situaciones, sin duda es un aviso de alarma para ir al médico y mejorar nuestros hábitos.

Enfermedades del colon:

Existen problemas comunes y menores que pueden mejorar llevando una mejor alimentación y estilo de vida, sin embargo, también se pueden presentar situaciones de mayor importancia que se deben de atender de manera inmediata.

Algunos de estos trastornos y enfermedades intestinales pueden ser:

  • Estreñimiento: La dificultad de expulsar los desechos que se vuelven muy rígidos.
  • Diarrea: Puede ser aguda o debido a una infección intestinal por bacterias o virus. El proceso de expulsión es rápido por lo que no da tiempo de realizar todas las funciones debidas del intestino.
  • Colon inflamado o irritable: Acompañado de dolor abdominal, hinchazón, diarrea o estreñimiento.
  • Colitis ulcerosa: Provoca inflamación por largos periodos, se acompaña de heridas en el colon debido a un debilitamiento de la protección en sus paredes.
  •  Pólipos: Tejido extra que crece dentro del colon, estas pueden evolucionar a cáncer si no se atiende.
  • Divertículos: Infección de los divertículos que se encuentran en el colon.
  • Cáncer de colon: Son pólipos no atendidos que se vuelven cancerígenos al no ser atendidos.

¿Qué hacer para cuidar el colon? Dieta y hábitos para un colon sano

Debido al consumo cada vez más frecuente de alimentos procesados, comida chatarra o rápida, es que las infecciones y trastornos aparecen en todo momento y cada vez más seguido.

Desde luego, para que el colon funcione de una manera óptima hay que tener hábitos saludables de alimentación así como de estilo de vida.

Dieta para un colon sano:

  • Disminuir la ingesta de comida picante e irritante
  • Aumentar la fibra en la dieta por medio de frutas, verduras, cereales, etc.
  • Evitar comer pan blanco y optar por pan integral
  • Consumir menos cantidad de comida grasosa, frita y empanizada
  • Consume productos lácteos desnatados y no enteros.
  • Evitar las comidas y bebidas muy azucaradas
  • Beber productos que regeneren la flora intestinal

Alimentos ricos en fibra:

Comer fibra ayuda a evitar una gran serie de enfermedades y trastornos digestivos como el estreñimiento y el cáncer de colon. La fibra la podemos encontrar en:

  • Legumbres: frijoles, lentejas, habas, chicharos, etc.
  • Semillas: nueves, pistaches, semillas de girasol, almendras.
  • Cereales integrales, avena
  • Vegetales: Lechuga, espinacas, repollo, acelga
  • Frutas: manzana, papaya, kiwi (con cáscara), naranja, etc.

También es preciso mencionar que si ya padeces de problemas como colon irritable, inflamación, diarrea, flatulencias, entre otros, es mejor evitar o disminuir la ingesta de fibra.

Hábitos para un intestino sano:

  • Tomar abundante agua todos los días: Esto ayudará a evitar el estreñimiento.
  • Tener un horario fijo para las comidas: El cuerpo trabaja mejor cuando funciona bajo un ritmo y una rutina fija.
  • Masticar muy bien los alimentos: Comer muy rápido y sin masticar bien puede causar otros problemas digestivos como la gastritis y gases.
  • Conservar bien los alimentos: Evita el desarrollo de bacterias en los alimentos.
  • Cocinar bien los platillos: Mata cualquier bacteria o agente que pueda causar una infección intestinal.
  • Evitar el estrés prolongado con actividades relajantes: El estrés es uno de los principales causantes de problemas intestinales debilitándolas.
  • Realizar algún tipo de actividad física para activar el cuerpo: El sedentarismo puede disminuir y alentar la actividad intestinal normal.
  • Cenar ligero antes de ir a dormir: Así tu sistema digestivo podrá regenerarse mientras duermes
  • Lavarse con frecuencia las manos especialmente antes de ingerir alimentos: Evitarás infecciones por bacterias, virus y parásitos.
  • Mantener los espacios limpios principalmente en la cocina y el comedor: Evita la presencia de moho, cucarachas, comida descompuesta, basura y otros elementos que puedan hacerte daño.
  • Usar productos desinfectantes de vegetales: Muchos vegetales como la lechuga pueden alojar parásitos que pueden atacar tu sistema digestivo.

Comer adecuadamente ayuda a nuestro cuerpo a funcionar de manera correcta, sin embargo, esto es sólo una parte por hacer para gozar de una buena salud.

Los hábitos saludables son lo más difícil de implementar en nuestras vidas, sin embargo, es determinante para nuestra salud.

Realizar un esfuerzo gradual para poder cambiar los malos hábitos, es una manera inteligente y efectiva de cuidarnos a nosotros y a nuestra familia.

Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies