Saltar al contenido
Vida Saluble

Consejos para tener un corazón sano

diciembre 14, 2019
Consejos para tener un corazón sano

Cuando se llega a cierta madurez es común empezar a preocuparse por las enfermedades cardíacas que pueden venir con la edad, o al menos eso es lo que muchos piensan.

En las últimas décadas, este mal ha estado afectando a personas cada vez más jóvenes. El panorama de adultos jóvenes en sus 30 años  sufriendo infartos es más común.

Esto se debe principalmente tanto a malos hábitos como el estrés provocado principalmente en su vida laboral.

Cuidar de la salud es ahora un factor preocupante que no debe de posponerse hasta la vejez.  Es ahora cuando se debe de adoptar buenos hábitos saludables para poder tener un futuro lleno de buena salud.

Para tener un corazón fuerte y un sistema circulatorio sano es necesario tener una alimentación rica en vitaminas y propiedades que lo fortalezcan, así como optar por nuevos hábitos que ayuden a lograr esta finalidad.

Descubre cómo lograrlo con estos sencillos ejemplos que podrás poner en práctica ya mismo:

¿Qué es el colesterol y por qué es malo para el corazón?

Cuando pensamos en colesterol sabemos que estamos hablando de uno de los peores males para nuestro organismo, pues puede tapar las arterías y a su vez provocar infartos.

Pero lo cierto es que el colesterol es una sustancia que es parte de nuestras células, y es necesaria para que puedan producir las hormonas y sustancias que nos ayudan a aprovechar nuestros alimentos.

Sin embargo, el peligro ocurre cuando existe un exceso de colesterol en nuestro organismo,  estas cantidades sobrantes de colesterol comienzan a combinarse con otras sustancias de nuestro cuerpo formando una masa llamada placa.

Esta placa comienza a adherirse a los vasos sanguíneos haciendo cada vez más difícil el paso de sangre hacia nuestro corazón e incluso bloquearlo por completo con consecuencias fatales.

¿Qué comer y no comer para tener un corazón sano?

Existe una gran variedad de alimentos benéficos para el corazón que al implementarlos en la dieta diaria da grandes beneficios, sin embargo, también es prudente conocer cuáles son los que pueden poner en peligro nuestra salud.

Quitar de nuestra dieta aquellos platillos deliciosos pero ricos en colesterol es una tarea bastante difícil, pero no debes preocuparte ya que existen opciones bastante deliciosas que lo convertirá en una misión sencilla.

Alimentos malos para el corazón

Grasa saturada: Es un tipo de grasa dañina que comúnmente es sólida en temperatura ambiente y se derrite con altas temperaturas, factor que lo vuelve peligroso al ser fácil de ingerir.

Esta grasa se encuentra en:

  • Consumo de pan dulce y pasteles
  • Comida frita (pollo frito, papas fritas, etc.)
  • Aceites y grasas sólidas para cocinar (aceite de coco, aceite de palma, manteca…)
  • Lácteos (leche entera, helados, quesos, mantequilla…)
  • Carne grasosa (tocino, embutidos, bistec, hamburguesa…)

Grasa trans: Es el tipo de grasa considerada la más dañina, no sólo aumenta los niveles de grasa mala en el cuerpo, también disminuye las grasas buenas que nos ayudan.

Además de enfermedades cardíacas, también puede causar diabetes y otras enfermedades. Se las puede encontrar en:

  • Comida empanizada y frita
  • Pasteles, tartas y similares
  • Manteca animal
  • Margarina comercial
  • Carnes rojas
  • Lácteos

Cabe mencionar que las carnes rojas y los lácteos  lo contienen pequeñas porciones por lo que no es considerado peligroso, es en los alimentos procesados donde se acumulan en cantidades enormes y por lo tanto hay que evitarlos en lo posible.

Alimentos buenos para el corazón

Grasa buena (insaturada): Es un tipo de grasa que tiene el efecto benéfico al ayudar al cuerpo a eliminar el colesterol, algunos alimentos que contienen esta grasa buena son:

  • Algunos pescados (pescado azul, salmón, sardina, atún)
  • Aceite vegetal (soya, girasol, cárcamo, oliva extra virgen)
  • Semillas (chía, calabaza, sésamo, almendras)
  • Frutos secos
  • Huevo
  • Aguacate o palta

Vitaminas para el corazón

Tomar vitaminas con el propósito de evitar problemas cardíacos no es algo muy factible pues no se sabe a ciencia cierta si esto es posible.

Pero hay que tomar en cuenta que uno de los factores de riesgo es una mala alimentación debido a los efectos colaterales de un cuerpo poco funcional por la ausencia de vitaminas.

Muchas vitaminas y minerales realizan diversos procesos en nuestro cuerpo como fortalecimiento del sistema circulatorio, ayudar a expulsar el colesterol, fortalecer músculos como el corazón y el sistema nervioso que lo hace funcionar, producción de glóbulos rojos, entre muchas otras cosas.

Entre las vitaminas que tienen un papel fundamental en estos aspectos son:

Vitamina C

  • Cítricos (limón, naranja, toronja, mandarina…)
  • Frutos rojos (fresa, frambuesa, mora azul, bayas…)
  • Otros vegetales y frutos (kiwi, pimiento verde, berro, brócoli, etc.)

Vitamina D

  • Pescados grasos (salmón, atún , pescado azul)
  • Huevo
  • Hígado de res
  • Hongos
  • Lácteos

¿Qué hacer para cuidar tu corazón?, ejercicios y hábitos saludables

Entre las cosas que se pueden hacer para mantener el corazón sano podemos encontrar las típicas y más conocidas recomendaciones como disminuir el consumo de:

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Sal (Sodio)
  • Además de caminar 30 minutos al día

Aunque hay algunas tareas muy difíciles de realizar, en definitiva existen otras opciones para comenzar a sustituir algunos de ellos, por ejemplo.

  1. Sustitutos de sal: Es difícil dejar de consumir sal especialmente cuando a nadie le gusta comer platillos sin sabor, para ello existen sustitutos a base de especias que le dan un sabor único y delicioso a los alimentos.
  • Ejercicio nivel 1: Comienza una rutina de ejercicio puede ser difícil, por eso es importante no estresarse, ni sobre esforzarte desde el primer día.

Comienza con ejercicios fáciles como caminar 30 minutos al menos 4 veces a la semana, luego ve aumentando el tiempo o intensidad cada semana.

  • Invita a tu familia: Los buenos hábitos se fortalecen cuando quienes te rodean también las realizan y te apoyan.
  • Postres: En lugar de un helado o pastelillo, opta por frutas. Combínalos con yogurt bajo en grasa, granola, miel y otros aditivos sanos y deliciosos.

Como puedes ver, existen muchas maneras de poder gozar de un corazón sano de una manera deliciosa y poco estresante.

Sólo es cuestión de buscar excelentes opciones que nos ayuden poco a poco a generar hábitos de salud divertidos y efectivos.

Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies