Saltar al contenido
Vida Saluble

Semillas de Chía: Propiedades y beneficios para la salud

noviembre 27, 2019
Semillas de Chía Propiedades y beneficios para la salud

Y listo, con estas recomendaciones, alimentos y plantas medicinales podrás dormir como bebé y rendir mucho más en tus actividades diarias con un mejor ánimo.

Aunque la chía ha estado muy de moda desde los últimos años, lo cierto es que ha servido de alimento para el ser humano durante cientos de años.

Hay evidencia de que en el año 3500 a.C., los nativos mexicanos, aztecas y mayas, ya conocían sus propiedades nutricionales que les otorgaba más energía y resistencia en batalla.

Desde entonces, la chía se convirtió en uno de los alimentos primordiales en su dieta, algo que sin duda debería de prevalecer hasta nuestros tiempos.

Por ello, aquí te mencionaremos las propiedades y los beneficios de comer chía para que descubras por qué debes integrarlo a tu dieta cotidiana a partir de ahora.

Qué es la chía y cuáles son sus propiedades nutricionales

La chía (Salvia hispanica L.) es una planta que es familiar del romero, la albahaca, la menta, el orégano, entre otros. Es nativa de México, El Salvador, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua.

Comúnmente se le confunde con el chan (Hyptis suaveolens) ya que sus flores también son púrpuras, pero sus semillas son más grandes y aplanadas, a comparación de las semillas de chía que son más redondas y pequeñas.

Entre algunas de las propiedades más destacables de la chía y su semilla encontramos:

Antiséptico

Contiene propiedades antimicrobianas, es decir, evita que las heridas se infecten por bacterias, virus u hongos. Por ello, es utilizado comúnmente para tratar heridas abiertas, llagas, entre otras afecciones de la piel.

Antioxidantes

Actualmente es un objeto de investigación pues sus altos contenidos de omega 3 lo convierte en un extraordinario antioxidantes que podría reemplazar el consumo de suplementos artificiales.

Contiene más Omega 3 que otros alimentos como el huevo, la leche, el pollo, entre otros.

Otro beneficio es que, como semilla, es muy fácil de conservar incluso durante años manteniendo su sabor, olor y nutrientes como si fuese recién cosechado, algo que no se puede lograr con las vitaminas sintéticas.

Fibra

Su porcentaje de fibra es alta (33.5%), permitiendo una mejor absorción del agua en el intestino, lo cual se traduce en un mejor tránsito intestinal que evita desde estreñimiento, hasta cáncer de colon.

Es un alimento altamente recomendado para personas con este tipo de afecciones como el Síndrome del Intestino Irritable y personas celiacas pues la chía no contiene gluten.

Esto también ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre reduciendo los niveles de triglicéridos.

Vitaminas y Minerales

En esta semilla podemos encontrar la Pro-vitamina A (beta-caroteno) que se utiliza para prevenir algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiacas, artrosis, degeneración macular senil, cataratas, diabetes, dolor de cabeza, presión arterial alta, entre otros.

La niacina (tipo de Vitamina B3) también presente en la chía es ideal para el metabolismo, aumenta la energía y procesa las proteínas, hidratos de carbono y las grasas en mejor medida, ayudando también a evitar el subir de peso y ser más activos.

Entre los minerales que aporta encontramos el calcio, el hierro, fósforo, zinc, magnesio y potasio, que en su conjunto ayudan al cuerpo a funcionar adecuadamente en todas las etapas de nuestra vida.

Hipoglucemiante

Para enfermedades como la diabetes, ayuda a al cuerpo a la sensibilización de la insulina y retarda la velocidad en la que la glucosa se incorpora a la sangre, ayudando a disminuir la absorción.

Dietético

Por sí solo la fibra puede ayudar a mantener la línea, pero también puede ayudar a sentir saciedad más rápido evitando que comamos en exceso.

Esto se logra remojando las semillas de chía en agua, creando una sustancia gelatinosa que se puede consumir natural, o incluso agregarlo a licuados, yogurt, jugos de frutas, aguas frescas ya sea en ayunas o para acompañar la comida.

Dosis y contraindicaciones de consumir chía

Consumir en exceso la chía significa agregarle a nuestra dieta cantidades innecesarias de fibra que puede causar diarrea o gases, así como una mala absorción de nutrientes en nuestro tracto intestinal.

Se recomienda comerla remojada en agua para espolvorear en ensaladas por ejemplo, también ponerla a remojar durante 2 horas en agua para soltar una sustancia gelatinosa y babosa que nos hará sentir satisfechos más rápido.

La dosis ideal es no consumir más de 20 gramos de semilla de chía al día para un adulto, es decir, tres cucharadas soperas de esta semilla.

Para los niños, no debe de exceder los 5 gramos, aproximadamente 1 cucharada, para aprovechar al máximo sus beneficios sin sufrir ninguna contra indicación.

Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies